sábado, octubre 01, 2016



Si cada vez que pienso en ti una estrella se apagara no quedaria en el cielo ninguna estrella que brillara.




El otro día fui al cielo y me confesé con un santo, y de penitencia me dijo que no te quisiera tanto.